domingo, 13 de julio de 2014

Pedro Sánchez: el PSOE decide olvidarse de la izquierda

Izquierda Unida y Podemos pueden aplaudir: Pedro Sánchez ha sido elegido por la militancia como nuevo líder del PSOE, partido que vuelve a elegir por estética y retrasa su vuelta a la izquierda con el candidato más de centro. Personalmente, de los tres postulantes era de lejos el que menos prefería porque creo que supone una líne más continuista con la actual. ¡Y se supone que se trataba de buscar justo lo contrario!

Lo que necesitaba este partido para recuperar votantes desencantados era volver a sus raíces progresistas. El hombre para ello era, en mi modesta opinión, Pérez Tapias, pero estaba condenado ya desde el principio en estas primarias por ser mayor: el juego de cara la galería era elegir a un lider de una generación posterior porque así la renovación se visibiliza más (de ahí mi alusión a la estética). Ciertamente, Pérez Tapias no proponía nada innovador, pero sí algo necesario: que el partido retornara a su principios ideológicos fundamentales. Porque a veces, volver atrás cuando se está perdido es la mejor opción para progresar.

En todo caso, por lo que he leído, Sánchez es el sueño del PP: un líder del PSOE con el que podrán perpetuar el bipartidismo sumiso a la empresa y la banca.